Páginas

Grabándote a fuego para que te conviertas en cenizas.

Y es que creo que no te mereces ni esto.
Ni que te escriba.
Ni que te haga eterno.
No te lo mereces.

Por merecer, no creo ni que te merezcas que te espere. 
Otra vez jodida por un cabrón diferente.
¿No podéis olvidar la idea de hacerme olvidar, olvidarte, olvidarnos...
de nuevo?
Estoy harta de que cojáis mis sentimientos
y los tiréis
uno
a
uno
sin miedo
sin prisa
sin pausa
sin espacio
ni tiempo.

¿Y ahora dime tú
como se juega al escondite sola?
¿Que recompensa me darán si ya no están
tus besos
ni tus abrazos
ni tú?

Ahora lo único que estoy haciendo es sangrar por el tintero aún sabiendo que lo que estoy diciendo está repleto de sin sentidos y no tiene ni pies ni cabeza. Pero dime algo que tenga sentido en la vida si no estás tú. 
Yo me voy al Jardín Botánico que como dijo Mario Benedetti en "a la izquierda del roble" cuando empieza a llover sólo se quedan los fantasmas. Y aquí dentro llueve a mares.


1 comentario:

Regálame alguna de tus palabras. Merci.