Páginas

Una loca sin remedio.

Vamos a fingir de nuevo que ha sido el puto "gato" quién te ha hecho esos arañazos en el brazo. Fijamos que todo está bien, que tú estás bien. Total... Siempre lo estás. ¿A quién le importa(s)? Te paras a pensar y no le importas a nadie, empezando por ti misma. Y es triste que no te quieras ni el cuarto del quinto que te bebiste ayer. Todas las cervezas las gastaste con ese cabrón que te gastó los labios una noche loca, rubia. Y mira como has acabado, chica. Volaste tan alto que te caíste de corazón al suelo y míralo, hecho añicos que está.



3 comentarios:

  1. No tengo palabras para hablarte de la entrada anterior, simplemente no has podido describir todo tan bien y cómo te entiendo.
    Si para la entrada anterior no tengo palabras, imagínate para esta.
    Bueno, sé que te odio un poco (y no tiene sentido, lo sé) y también sé que eres bastante preciosa (pero eso tú no lo sabes.)

    Ojalá curarte y salvarte y todo lo que eso conlleva.

    ResponderEliminar
  2. How did you make a blog look this sick!? Email me if you get the chance and share your wisdom. Id be appreciative!
    jeux bmx

    ResponderEliminar
  3. No sé cómo logras que me sienta tan identificada, entiendo perfectamente a lo que te refieres, más con la imagen... siempre consigues imágenes que se me quedan clavaditas.

    ResponderEliminar

Regálame alguna de tus palabras. Merci.