Páginas

No eres tan terrible como piensas que eres.

+ Yo es que siempre la cago. Soy de esas personas que nunca dicen lo que sienten pero que un día que no tiene nada que hacer se vuelve cursi y declara su amor en un suspiro al chico que le gusta y este le responde con un "¿qué coño dices?". ¿Ves? Siempre la cago - dijo con una pequeña carcajada, ya que a ella eso de reírse ampliamente, no le iba mucho.
- ¿Y yo qué? La primera vez que me enamoré... ya sabes como acabé - dijo con la mirada fija en el suelo -.
+ Ya. ¡Pero al menos no la has cagado!
- ¿Cómo que no la he cagado? ¡Esto me ha dejado secuelas para toda la vida! Nunca podré volverme a mirar a un espejo y verme bien.
+ ¿Qué te crees que a mi no me cuesta mirarme al espejo? Todos tenemos cosas de nosotros mismos que no nos gustan.
- Pero es que no lo entiendes. Desde que me pasó aquello todo ha cambiado, esto parece una pesadilla. Y cuando te pasan este tipo de cosas, te das cuenta que esto te viene desde pequeña...
+ ¿Desde pequeña?
- Sí, yo ya desde enana siempre me miraba al espejo con la camiseta levantada, desde muy enana... Y de este tipo de cosas te das cuenta cuando te pones a pensar y pasa el tiempo. Y es que, joder, al principio empieza siendo una tontería... Que si me miro al espejo y creo que me sobra un poco de aquí, que si con una talla menos de pantalón estaría mejor... Y luego acabas llorando cada noche porque cuando te sientas en una silla, la grasa se extiende, ¡que según la gente es normal! Pero a ti te hace odiarte un poquito más. Acabar pesándote en una báscula y obligándote a no pesar más de 50. Acabas obligándote a bajar hasta la 34 de pantalón y mantenerte en ella. Acabas arañándote los brazos, porque sí, porque me los araño. No me he llegado a cortar, pero me araño para desahogarme porque llorar ya no me sacia.
+ Nina... ¿Por qué no dejas ayudarte un poquito? Solo un poquito... No eres tan terrible como piensas que eres.






.........................








4 comentarios:

  1. Hola lindura! me ha encantado esta entrada me describe a mi perfectamente el ponerme delante de un espejo y levantarme la blusa mirarme de todos los angulos y verme miles de defectos....pero tu entrada me ha hecho sentir un poco mejor porque creo que tienes razon no somos tan terribles como pensamos :D me gusto mucho tu blog te invito a pasar por el mio y nos des tu opinión un beso!

    http://se-llama-amistad.blogspot.com/

    -Annie!

    ResponderEliminar
  2. Hola! Me ha encantado la entrada, la gente se fija demasiado en sus defectos y a veces, ni los demás nos fijamos.
    Pasate por mi nuevo blog plis, memoriesonthesky.blogspot.com
    Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Es una entrada triste, pero muy realista. Es una pena que algunas chicas no entiendan que la perfección no existe, y que son únicas y especiales gracias a sus defectos. Por suerte, algunas con el tiempo lo aprenden. Eres muy buena escribiendo y sin duda tienes una seguidora más.

    Besitos.

    PD: Como ves, soy nueva y me lio con los comentarios. T.T

    ResponderEliminar

Regálame alguna de tus palabras. Merci.